entrada_25
Una espectacular morena de enormes tetas va a provocar una deliciosa tarde a su vecinito, que acudiendo a pedirle un poco de azúcar se va a llevar la mejor follada de su vida, sin duda propiciada por las ganas terribles de la madurita por comerle la polla y dejarse llevar por una follada salvaje, digna de una jovencita pero con una gran experiencia en el placer.