entrada_283
La rubia, jefe de la empresa ha decidido citar a todos para felicitarles por su buen trabajo dentro de la misma, aunque su objetivo es hacer quedarse a un chico, su secretario con una oscura intención.

Y es que la madurita aprovecha el buen cuerpo del chico, sabiendo que quiere conservar el trabajo a toda costa y que no le pondrá trabas a la hora de hacerle una mamada, algo que el chico parece desear bastante pues cede a todas las fantasías de la rubia madura, que termina por follárselo sin contemplación.