entrada_93
Mi esposa siempre ha sido una zorra madurita dispuesta a demostrarlo día a día sorprendiéndome a la mínima y encontrandomela siempre jugando con mi polla.

No se si por afición o por satisfacerme ella siempre esta dispuesta a satisfacer todos mis deseos, incluso esos dulces despertartes que tengo cuando abro los ojos y en momentos como este en que veo a una preciosa rubia madurita chupándome la polla y preparándola para el momento en que comience a cabalgarme.