entrada_54
Esta rubia madurita tiene un trabajo como delegada de oficina y quiera presentarse a su nuevo equipo, dando animos y quedando con un chico que al parecer, tiene algo que decirle.

Él se encuentra temeroso de que lo vaya a despedir, aunque la razón por lo que le ha hecho quedar es otra. La madurita se encuentra muy sola y necesita una polla que la acompañe por lo que ha elegido la de este chico para que sacie su sed de sexo y a cambio, recibir algunos favores de la empresa.