entrada_84
Una rubia viciosa ha conseguido convencer al amigo de su hijo para que venga a casa con la intención de disfrutar de su polla, pues alguna de sus amigas ya han tenido algún que otro desliz con ella.

La chica no tarda mucho en seducir al jovencito que saca su polla a relucir, con la intención de disfrutar de una mamada intensa y deliciosa, preparando el terreno para la follada salvaje que va a disfrutar con la madurita viciosa, quien busca una buena dosis de placer para su coño.