entrada_51
Una rubia cachonda esta disfrutando de una agradable tarde en su piscina con el fresco de la tarde y hablando con su marido por teléfono, que le esta diciendo todo lo que le va a hacer cuando llegue a casa del trabajo, pues llevan días sin verse. Es tanto lo caliente que esta la muchacha que finalmente saca su consolador a relucir y se encarga de darse el gustazo de masturbarse imaginándose como será cuando llegue su marido y su enorme polla entre sin descanso hasta dejarla completamente saciada.