entrada_253
El jovencito chico se ha quedado dormido en la cama de su amigo, y este ha aprovechado para ir a buscar a la novia dejándolo solo con la madre, que aprovecha para subir al cuarto.

Despertandolo suavemente, la madurita poco a poco va disfrutando de la visión de ver al jovencito cabalgandole el coño, y decide que ha llegado el momento de darse el gustazo después de meses de su divorcio, sacando la polla del chico medio dormido y disfrutando finalmente de una follada espectacular.