entrada_295
Un soldado ha caído herido en plena guerra mundial y gracias a los cuidados de la enfermera madurita y pelirroja parece que va mejorando, aunque esta no sabe cuanto.

Cuando el chico recupera la conciencia este se encuentra a una preciosa y tetona enfermedad, quien con sus cuidados y sus mimos ha conseguido recuperar al soldado herido, quien se lo agradecerá todo con una folla deliciosa para recordar ese momento tan bonito.