entrada_285
La rubia sufre un problema de adicción con las consolas por lo que su amiga madurita va a quitarle la obsesión que tiene de la mejor manera que sabe: follando.

Para ello cuenta con su marido, liberal y decidido a disfrutar de dos coños excepcionales, el de su morenita mujer, peligrosa con sus curvas y lista para el sexo junto con la chica rubia, que en un principio desconfía pero cuando ve la acción, se añade en un trío espectacular.