entrada_288
Tras salir de fiesta la madurita y su jovencita amiga deciden darse una fiesta lésbica en el sofá de su casa y así dar por concluida la agradable noche que han pasado juntas.

En un golpe de suerte, aparece el marido de la milf que ha llegado de trabajar y al ver el espectaculo se decide unir y aprovechar la oferta de la noche, dos coños al precio de uno, uno madurito y bien húmedo junto con una jovencita que quiere experimentar los placeres del trío.