entrada_279
Cuando la morena madura entra en casa se encuentra que su marido ha vuelto de viaje de negocios, completamente exhausto en la cama disfrutando de la tranquilidad y el relax que le ofrece su casa.

Aprovechando la debilidad de su marido, la guarra se lanza a disfrutar de una follada salvaje con la polla de su chico, quien no duda en darse el gustazo de recordar después de tanto tiempo el placer que le otorga penetrar el coño de su milf.