entrada_161
Una impresionante madurita morena ha querido darle una sorpresa a su reciente novio, quien se sorprende al ver a su chica casi sin ropa y enseñando unas enormes tetas.

La chica no se anda con rodeos y sienta en el sofá al hombre, quien se deja hacer todo lo que la morena se le pasa por la cabeza, que no es más que una mamada dejando su polla lista y bien dura para la dulce penetración de su coño, no sin antes el chico deleitarse con un húmedo cunnilingus.