entrada_104

Esta pareja de maduritos ha decidido probar su primera experiencia liberal, y que mejor manera que contactar con un chico que disfrute follándose un buen coño mientras su marido mira toda la escena.

La rubia, de enormes tetas y coño inquieto se pone muy cachonda al ver el cuerpo del jovencito, fibrado y musculoso, perfecto para aguantar las ganas insaciables del coño de la rubia madurita mientras el jovencito moreno no para de penetrar sin descanso hasta conseguir exprimir todo el placer de la situación.