entrada_291
Dos maduritas van a cumplir su sueño de montar un trío con un amigo de ellas, el cual se encuentra ante la sorpresa de la petición y que no tarda en correr para apuntarse.

La rubia se encuentra de forma natural disfrutando de la polla del chico, y la morena se ha obsesionado con lamer los huevos del chico y competir para quien hace la mejor mamada, llegando a follarse de forma ordenada la polla del chico que disfruta con locura.