entrada_309
Tras tiempo sin ver a su hijo debido a que este vive fuera de la ciudad, la madurita descubre que ha crecido y se ha vuelto un joven totalmente deseable y sobre todo, recordandole a su padre.

Tal es el recuerdo en él que no puede evitar ponerse cachonda, hasta el punto de terminar disfrutando seduciéndolo y este, al ver que su madre esta necesitada no duda en cubrirla con su polla, en una follada incestuosa y caliente que deriva follando el coño a su preciosa madre.