entrada_34
Para conmemorar su recién estrenado nuevo hogar la madurita rubia ha decidido invitar a su novio, un jovencito de cuerpo definido para que le haga disfrutar de una intensa cena y posteriormente, le enseñe a morder la almohada de placer con una follada salvaje al coño de la milf, quien se corre de puro placer una y otra vez con cada penetración.