entrada_21
Llevaba mucho tiempo sin ver a mi exmujer y quería recordar viejos tiempos en donde quedamos esporadicamente en mi trabajo para charlar y quizás, conseguir volver a follármela.

Cuando la llame al móvil dio la casualidad que estaba viniendo a mi trabajo por el mismo motivo, para charlar un rato tras meses sin verla. No tardo mucho en seducirme pues mi polla siempre le había dejado un buen recuerdo así que decidí lanzarme mientras mis trabajadores estaban de descanso, follando su coño encima de mi mesa de la oficina y viendo que su cuerpo aun maduro, seguía teniendo el mismo morbo que cuando estaba conmigo.