entrada_255
La psiquiatra, una caliente madura esta tratando a su paciente más asiduo, el cual dado su inseguridad y su personalidad no consigue conocer a otras chicas y mucho menos, poder follar.

Cansada de que venga a contarle siempre sus penas, la rubia finalmente le entrega lo que tanto busca, una buena follada salvaje disfrutando de sus enormes tetas y sobre todo quitandole la timidez pues pasado un rato y completamente excitado se lanza al placer de cabalgar el coño de esta impresionante milf.