entrada_26

Siempre me ha gustado ser una zorra complaciente y cumplir todas mis fantasías sexuales, por eso me divorcie hace algunos meses ya que quiero disfrutar a mi edad de todas las pollas que me pueda echar en la boca.

Ahora puedo conocer a hombres selectos disfrutando de enormes pollas, cenas románticas y sobre todo del sexo mas delicioso que puedo darle a mi coño, dejándome a veces llevar por la excitación y echando en falta en ocasiones volver a tener una vida mas normal, pero se desvanece cuando mi coño se estremece de placer en un orgasmo.