entrada_222
A falta de una buena polla para consolar el coño de esta rubia caliente esta tiene que servirse de lo que tiene en casa, y como dicen que la fruta es buena, no esta de más aprovechar para saciarse.

La madurita se penetra con el plátano el coño, deleitándose en el placer que este le a y finalmente optando por algo más grande, algo que le otorgue una buena dosis de placer extra probando el maíz, que introduce en su coño mojado una y otra vez hasta correrse como una perra.