entrada_29

Mi yerno le había pedido matrimonio a mi hija, y no iba a permitir que mi niña se fuera con cualquiera, y aunque sabía que era un buen chico quería averiguar si era apto en la cama para dar placer al coño de mi hija.

Tenemos una relación con mucha confianza, pues el hecho de que este solo con una bata dejando entre ver mis enormes tetas no supone una incomodidad para él, así que fui directamente al grano y le dije que antes de casarse con mi hija tenía que probar como era en la cama, negándose en un principio pero cediendo ante la expectativa de que no diese el visto bueno. Me folló de una manera tremenda el coño y me hizo gemir de autentico placer, descubriendo que mi hija se iba a llevar a un buen chico, y esperaba que algún día volviésemos a repetir con esa polla dentro de mi coño penetrándome sin parar.