entrada_287
Tras el desayuno la impresionante madurita decide retirarse a su dormitorio con la intención de masturbarse, aunque no pasa mucho tiempo en el que es pillada por el amigo de su hijo, quien esta unos días allí como invitado.

El chico completamente excitado no puede evitar lanzarse al coño de la madurita, que se deleita al ver como el chico le practica un cunnilingus húmedo y sobre todo, preparando para la cabalgada de polla que le va a meter el amigo al coño de la milf caliente.