entrada_87
Una madurita quiere obtener un favor del amigo de su hijo, que es mecanico y que le puede ayudar a arreglar su coche. La chica utiliza sus herramientas de seducción y termina con la polla en la mano del chico.

Disfrutando de la sesión morbosa, termina abriendo las piernas para deleitarse con el cunnilingus húmedo tan delicioso que le esta dando el chico, aunque sin duda la parte que mas le gusta es cuando le mete la polla y comienza a cabalgar su coño caliente.