entrada2

Todos los fines de semana esta pareja de recién casados aprovecha su tiempo libre para pasarse todo el día follando. El momento de ducharse es el mejor, así después de haber disfrutado pueden echar un segundo polvo en la ducha.

Pero el primer polvo es sin duda increíble. Ella grita con cada lametón que le pega su marido en el coño y así una vez que esté muy mojada tras el largo cunnilingus la follada es de lo mejor. Meter la polla en ese coño tan mojado y calentito puede ser tan delicioso como verla gemir mientras las tetas operadas que tiene le botan entre embestida y embestida.