entrada_12
Dos milfs optan a diversos puestos de trabajo, la morenita quiere trabajar en la cocina del restaurante y la rubia de camarera, pero van a tener que hacer algo más que simplemente mostrar su curriculum a los jefes.

Los chicos lo dejan claro, ademas de saber hacer comidas y servir mesas, también tienen que saber saciar las pollas de ambos jefes, demostrándolo en el propio restaurante, durante la entrevista y entregándose al dulce placer del sexo para así, poder tener una oportunidad de poder trabajar.