entrada_126
Una preciosa madurita rubia ha entrada a la casa de un amigo, que le ha dejado las llaves para que cuide de la enorme mansión que este tiene. La chica con mucha curiosidad no duda en entrar en cuanto se entera que su amigo ya se ha marchado.

Decidida a probar el jacuzzi se desnuda pensándose que esta sola en la casa, aunque lo que no sabe es que el chico ha retrasado su vuelo y enfadado pretende echar a la chica, aunque esta sabe enmendar el error de la mejor manera que sabe, follándose la polla del chico.