entrada_315
La morenita madura no se esperaba que, cuando su marido hubiera salido de casa para trabajar se encontrará en la puerta de su casa con su compañero de trabajo, y que este le trajera rosas con la intención de seducirla.

Y es que la morena intenta resistirse en todo momento a la seducción del chico, pero que finalmente termina cayendo en sus redes y dejándose follar placenteramente por su polla, sin tan siquiera acordarse de su marido, que trabaja de sol a sol para tenerla contenta.