Sus padres estaban aburridos de follar solos así que le propusieron a su hija si quería ayudarles a innovar en sus relaciones sexuales con un trío de incesto. La hija era una Milf muy caliente que no le hacía ascos a nada y menos a sus padres, así que se montaron juntos un trío alucinante donde el padre disfrutó como un niño viendo a su mujer y su hija lamerse el coño y poder después meterles la polla a las dos escuchándolas gritar.