entrada_188
El chico ha acudido junto a su novia para comprarse ropa y así cumplir su capricho semanal, algo que le impacienta y sin duda quiere terminar rápido.

Al llegar a la tienda una hermosa madurita pelirroja les muestra unos bonitos vestidos que le ofrece a la chica para que se los pruebe, momento en que ella aprovecha para que el chico disfrute también con el día de compras abriendo bien sus piernas y dejando que le penetre su coño húmedo, mientras su novia, ataviada por probarse los modelitos no se percata de nada.