entrada_74

La viciosa madurita ha decidido hoy finalmente ponerle los cuernos a su marido, y para darle más emoción al asunto ha querido que sea uno de los mejores amigos de él.

El chico, aunque intenta resistirse a los encantos de la rubia termina cayendo en sus redes, cegado por unos enormes pechos y un coño completamente depilado, lubricado, dispuesto para una follada salvaje, algo que sin duda va a proporcionarle la polla del chico, que aun no se cree que este disfrutando de tan delicioso manjar infiel.