entrada_185
La doctora pasa entrevista a los pacientes que están en coma desde hace tiempo, utilizando la ayuda de su ayudante que le asiste en lo que necesita.

Viendo que el último paciente esta completamente inconsciente, la rubia se le ocurre disfrutar de una pequeña fantasía sexual que tenía desde hace tiempo, haciendo uso de su inocente ayudante que cederá su polla para que la chica se recree en la misma cama del paciente, mientras este sin conocimiento de nada, asiste a una follada interracial.