entrada_173
La impresionante madura sufre un atraco por parte de un chico negro que ha entrado furtivamente en su casa dispuesta a robarle, aunque al ver sus curvas deliciosas finalmente decide optar por otro tipo de robo.

El chico aprovecha la debilidad de la chica, que asustada abre bien sus piernas para dejar que el chico se la folle a gusto, llegando hasta el punto de terminar disfrutando de una follada interracial deliciosa y muy morbosa, que sin duda deja al chico satisfecho, olvidándose de robarle.