entrada_2

Cuando conocí a esta mujer no me imaginaba el final que iba a tener y lo mucho que me iba a beneficiar. Es una rubia con un talento para la seducción increíble, que va saltando de flor en flor o quien le da la suficiente atención para sentirse valorada, y con tal de disfrutar de esa virtud se entrega a los mayores placeres. Por eso desde que la conocí el primer día acabamos en la cama, y ahora aunque ella es una madurita con una edad razonable y yo un jovencito con futuro siento cierta atracción por su coño y por sus ganas insaciables de masturbarse sin control.