entrada_193
Las dos secretarias maduritas se encuentran en la oficina completamente solas y sin nada que hacer puesto que sus jefes se han ido a una reunión dejando a ambas solas en la oficina.

Acostumbradas a estas situaciones ambas saben lo que van a disfrutar con sus coños, sus cuerpos deliciosos y cunnilingus muy húmedos, mostrando sus enormes tetas mientras se deleitan con una buena sesión lésbica encima de la mesa de trabajo de una de ellas, haciendo que el tiempo pase mucho más deprisa.