Phoenix Marie y Diamond Kitty van a darse una vuelta en la limusina de la empresa que a cambio le ha pedido mientras visitan su ciudad que graben algo de porno, y las dos milfs, muy cachondas mientras paran para hablar con los transeúntes disfrutan de dos chicos que se encargan de masturbar sus coños y finalmente pegarles un buen polvo antes de acaba la vuelta, que finalizará en un restaurante de lujo para las dos zorritas.