entrada_128
Una latina madurita ha sido invitada por su jefe, el cual le ha dado trabajo como niñera para cuidar sus hijos a la celebración de una fiesta por todo lo alto para conmemorar el tiempo que tiene su empresa en la cumbre.

El chico al terminar la fiesta se queda a solas con su niñera, quien sabe lo que tiene que hacer para seguir conservando el puesto de trabajo y se lleva a su jefe al almacén, donde le va a proporcionar una mamada húmeda, aunque su jefe por ser fiesta quiere aprovechar la situación y termina deleitándose con el coño de la preciosa milf…