entrada1

Despertarse tras una larga siesta con dos hombres en la cama es una de las fantasías que muchas mujeres tienen, pero eso sí que sea con dos desconocidos con dos buenas pollas que poder mamar a la vez.

Le encantó que la masturbaran y la follaran sintiéndose sucia y deseada, arrebatándole el coño a pollazos mientras ella no dejaba de chupar la otra suculenta polla que quería introducirse bien fondo de su culo para impregnarla de semen después en esa boca de viciosa que lamía desesperada.