entrada_162
Dos jovencitas disfrutan bebiendo por primera vez su cubata, aunque la diversión no dura mucho puesto que los padres de una de ellas los pillan con las manos en la masa.

La madre, una deliciosa morena madurita le pide a la amiga de su hija que se marche y ella espera el tremendo castigo, aunque lo que recibe es la polla de su padre, que piensa que si es adulta para beber, también es para probar una buena polla, una tradición en su familia para todas aquellas chicas que debían probar en sus coños y ser desflorados por sus padres.