entrada_99

Aprovechando que el marido se ha ido a trabajar esta morena madurita no ha tardado mucho en llamar a su amante, que raudo y veloz ha acudido a la llamada saboreando la mañana de sexo que va a tener.

En cuanto llega al dormitorio la chica ya se encuentra mojada y lista para disfrutar de una buena follada gracias a la polla de su amante, que no duda en meterle la polla hasta el fondo de su coño y no duda en cabalgarle dándole grandes dosis de placer hasta hacer que corra como una zorra.