entrada_11
La madurita ha conseguido el premio de la semana, pues el amigo de su hijo se queda unos días en su casa mientras los padres de este se dedican a disfrutar de un crucero en vacaciones, momento en el que va a aprovechar para darle una lección de sexo al chico.

Con un vestidor seductor y las tetas bien visibles la milf se lleva arriba al chico, quien sorprendido se encuentra con una preciosa mujer tirada en la cama y dispuesta a gozar de los placeres del sexo, todo esto sin saber nada su hijo, quien se encuentra dando una vuelta con su novia.