entrada_158
El chico asiste a una entrevista de trabajo con una preciosa madurita rubia, que será su jefa en caso de poder acceder a dicho puesto.

La única prueba que solicita al chico es que sepa satisfacerla, pues el puesto de trabajo es muy sencillo pero ella necesita una amante en la oficina, por lo que le pide al chico que saque su polla y si consigue saciarle el coño, el trabajo es suyo, por lo que se entrega en penetrar con locura el coño de su madurita futura jefa.