entrada_182
El amigo de su hijo lleva viviendo en casa de esta preciosa madurita rubia debido a problemas económicos y que sin duda causa un gran interés en esta que en todo momento intenta acercarse a él.

Justo el día en que se va a marchar por que ya ha conseguido recuperarse la rubia va a cobrar su alquiler por el tiempo prestado de la mejor manera, mostrando sus enormes tetas, una coño completamente mojado y sobre todo su predisposición a la mamada bestial que dará paso a la follada salvaje que la madurita llevaba tanto tiempo esperando por parte del chico.