entrada_261
Queriendo tener su hueco en la radio para que emitan su canción, esta milf caliente ofrece unos servicios exclusivos al locutor, quien no va a desaprovechar la oportunidad de follarse a esta ricura.

Cuando la madurita saca la polla del chico se sorprende del enorme tamaño de su miembro, quien se deleita con sumo placer chupando con fuerza y con ganas la polla del chico, preparándose para el momento en que esta se deje penetrar con fiereza y ganándose la oportunidad de salir en la radio.