entrada_168
El chico se merece sin duda un buen castigo por su comportamiento con un amigo que esta disfrutando de una hamburguesa deliciosa, cogiendosela y tirándola al suelo, provocando que este reclame a su madurita madre.

La madre, una rubia espectacular se toma la venganza de su propia mano y coge al jovencito a quien lleva a su cuarto para darle unos azotes, aunque en vez de calmar su ira lo transforma en excitación al notar el culo durito del chico, quien finalmente como castigo se lleva una cabalgada del coño de la milf, que ha sacado su lado de zorra para disfrutar de una buena polla.