entrada_130
La madurita pilla a su compañera de piso follando con su novio, y en vez de cortarse por la vergûenza se pone cachonda y comienza a masturbarse ante la escena de sexo ardiente.

Satisfecha pero con ganas de probar una polla se encuentra con el novio quien baja a tomar un refrigerio y así descansar de la follada que le acaba de pegar al coño de su novia, quien se encuentra durmiendo placidamente después del sexo y este aprovecha para rematar sus ganas con la milf que de muy buen gusto reciba con las piernas bien abiertas la polla del chico en su coño húmedo.