entrada_273
La novia deja a su chico en casa con su madre, aunque este desconoce que ella este allí por lo que directamente coge la consola y se dispone a pasar un rato jugando.

La madre, una madurita morena deliciosa le tapa los ojos y comienza a masajear el cuerpo del chico, que no se espera que sea la madre quien le este tocando aunque cuando quiere darse cuenta, ella ya tiene su polla en la mano dispuesta a darle una buena ración de placer a expensas del desconocimiento de su hija.