entrada_20

Ser actriz porno a mi edad es algo muy difícil de conseguir, puesto que en la actualidad las jovencitas de enormes tetas y muy guarras son la novedad del mercado, desbancando a chicas como yo, aunque tengo mucha guerra que dar.

Mi cuerpo sigue teniendo unas curvas firmes y unas tetas consideradas como exclusivas, perfectas para las cubanas, ademas de encantarme rodar las escenas mas morbosas y perversas que pueda, consistentes en gargantas profundas, griegos y sobre todo recibir buenas dosis de semen en mi boca, para que vean que la experiencia ofrece la autenticidad en el sexo.